Sociedad

LIBERTAD DE SÁTIRA                                                 21.09.2010

Tras las amenazas de diferentes grupúsculos islámicos afines a su religión y radicales seguidores de ella, la discoteca que había adquirido el nombre de “la Meca” y por ende el aspecto típico de estos lugares ha tenido que reformarse casi al completo para asegurar “la tranquilidad de los clientes”. Unos 100 mil euros se han dejado los propietarios del malparado establecimiento para cambiar el look al local eliminando una media luna que se alzaba en lo alto de una cúpula y para transformar un minarete.

Lo que podía parecer más un homenaje que un sátira hacia el mundo islámico se ha visto truncado por la intolerancia de mundo islamista que, cogiéndosela con papel de fumar, ven en cualquier alusión a su “religión” un ataque gratuito propulsor de cualquier guerra sin pensamiento ni reflexión alguna. Esta cultura religiosa anquilosada en siglos pretéritos sigue utilizándose en pro de la violencia para quien se atreva a nombrarla con el uso que fuere. En comparación, la religión católica no censura ni homenajes de este tipo ni chistes que ataquen los pilares más tambaleantes de su arquitectura histórica. Cerca de “la Meca” ahora obligada “Isla” se alza una discoteca-pub llamada “el Vaticano” y nadie ha puesto todavía el grito en el cielo. Bien es cierto que debe existir un respeto por ambas partes pero quizás las maneras violentas, las formas de hooligans islámicos en las que se ha exigido eliminar cualquier alusión a la religión islámica del centro en cuestión ha sido de todo menos respetuosas. Parece el tema más tabú de la historia. Quizás lo más increíble es que estos señores que se creen abocados a la insurrección por defender su “religión” son los que ahora quieren levantar una mezquita cerca del lugar donde una vez se levantaban las Torres Gemelas algo que si sería de mal gusto.

Siempre se ha andado con cierto temor por ver cual era el límite, por saber cual era la frontera entre lo políticamente correcto y lo que rozaba la ofensa. Los que más difícil tienen esta tarea son los humoristas que se mueven constantemente por este fino hilo tambaleándose hacia ambas partes intentando no caer en el agravio. Viene a colación cuando en una de las últimas entregas del programa Buenafuente, su conductor quiso hacer una gracia cuando el ayuntamiento de Huelva le mando una lata de aceite sin aceite en su interior a lo que Andreu ironizó diciendo que “Huelva perdía aceite” un chiste coloquial, comprensible, cercano y sin resquicio alguno de maldad. Pues bien, periódicos del lugar atacan al presentador poniendo intención de ataque en sus palabras algo que no tenía inicialmente.

Resulta absurdo que una frase que no rezumaba abyección ninguna se haya convertido en un motivo de ataque a Buenafuente. La sátira ha quedado sujeta  a las críticas de unos cuantos que todavía no han aprendido a reírse y que aguardan el momento en el que poder utilizar cosas de este estilo para atacar sin piedad. Resulta algo absurdo que alguien haya podido molestarse por las palabras del presentador o que un grupo ataque de forma encarnizada a una discoteca por vestirse de cultura islámica. Las barreras de la libertad siguen siendo muros sorprendentes que sin darte cuenta se construyen y te sorprenden con denuncias que buscan un protagonismo más que el luchar por unos supuestos derechos que ellos mismos inventan en pro de su beneficio propagandístico o de su anticuada creencia por la que llevan años matándose en su nombre.

YO TAMBIÉN SOY ESPAÑOL                                    14.07.2010

Somos los mejores del mundo. El pasado domingo nuestra selección nacional de fútbol ubicó a nuestro país en el primer puesto del escalafón futbolístico mundial. Tras un partido, aburrido, entrecortado y, altamente, sucio, la roja pudo alzar la copa que después del partido de Suiza parecía que ibamos a perder. Soy el primero, y por ello pido disculpas a aficionados y jugadores, que no esperaba que llegasemos tan lejos, de esos que tras perder con Suiza dije: se vía venir… Ahora, debo tragarme mis palabras y pensamientos y felicitar a todos aquellos que con mi mente mancillé durante el mes que España peleó el triunfo.

Creo que esta selección y este equipo humilde ha conseguido que toda España se unifique para celebrar la victoria. Que los no futboleros vibrasen con el penoso partido ofrecido por Holanda contra nuestra impecable selección. Desgraciadamente, los Países Bajos no pudieron caer más como su nombre indica. Hicieron un partido vergonzoso donde rezumaba un olor a violencia gratuita, un campo al que salieron cual gladiadores a la arena dispuestos a parar y cargarse a todo el que se pusiese por delante. No sólo han quedado en segundo lugar sino que lo han hecho ofreciendo un juego lamentable y sobre todo lo han hecho sin jugar al fútbol, por que aquello no era fútbol. Si un gran delito cometió la selección Holandesa al completo peor fue la actitud del arbitro en cuestión. Ciego durante los más de 170 minutos que duró el partido. Regalando tarjetas amarillas para hacer ver que se daba cuenta del problema pero el error era confundir el color amarillo con el rojo porque el golpe que recibió Alonso en el pecho no era de roja era de cárcel.

Si me alegré por alguien cuando Iniesta marcó el gol y nos hizo vencedores fue por Sara Carbonero. Ella que tantas críticas injustas había recibido nadie iba a reconocer su error, nadie iba a pedir disculpas por las críticas machistas vertidas hacia Carbonero e Iker Casillas. Ambos han demostrado realizar un trabajo impecable algo a lo que Urbaneja, aquel señor que habló sobre el fallo de poner a Sara entre los periodistas a pie de campo, agacha la cabeza y, cuando se le pregunta, sentencia: ¡Vamos a hacer periodismo serio! Periodismo serio es reconocer el error, periodismo serio es no atacar a otros compañeros, periodismo serio es ser objetivo y no hablar desde el machismo, periodismo serio es darse cuenta que acusar a Carbonero de un posible fracaso de la roja es una absurdez… Es de un cinismo galopante pedir “periodismo serio” cuando usted no lo ha practicado en los últimos meses, ¿no cree? Por otra parte, tachar el beso esperado entre Iker y Sara de poco profesional por ambos lados es ser injusto y poco realista. Lo extraño sería que ese beso no hubiese tenido lugar después del sufrimiento que uno y otro han pasado.

En fin, celebremos el victoria y no sean aguafiestas recordando la crisis, dejen disfrutar por unas semanas que la crisis con alegría se coge mejor. Todo a su debido tiempo.

DUQUESITA, QUE ME QUEDE COMO ESTOY                 06.12.2009

i ha habido una noticia triste y dolorosa este año, sin lugar a duda, ha sido el divorcio de los Duques de Lugo. Ellos que se les veía tan enamorados, tan inseparables y a la vez tan duques. Es una desgracia para el pueblo español ,y me atrevería a decir que parte del extranjero, este suceso. Los más arraigados a la Monarquía y todo lo que ello conlleva insisten en que esto no debería haber ocurrido, que aunque se tiren los trastos a la cabeza, aunque la convivencia sea inaguantable, aunque la felicidad no visite la Zarzuela para con este matrimonio ellos tiene que aguantar que para algo pertenecen a la realeza. Sigo sorprendiéndome cada día más. Lo sé. Soy fácil de sorprender pero insisto en preguntar quiénes somos nosotros para obligar a dos personas, sean realeza o no, a que compartan el resto de su vida si el amor ya se acabó hace años. El divorcio está a la orden del día, y ahora lo hay hasta exprés. ¿Por qué estos dos nobles amantes no puede hacer uso de tal derecho? ¿Quizás por qué son parte de la realeza y ya que pagamos nosotros elegimos su vida? Que se debata entre si deben o no divorciarse es de locura medieval.

Si alguien ha salido perdiendo en todo esto ha sido Leticia, perdón, Letizia. Ella ha sido la que ha llevado el mal a esa casa, ella introdujo el divorcio y claro a Maria Elena, duquesa de Lugo, le ha picado la curiosidad y ha decidido poner fin y probar suerte con otro señor que combine mejor los colores a la hora de vestir. Pues me parece bien. Pero claro, Doña Sofía, que parecía tan liberal ha resultado ser todo lo contrario, tiene ideales más arcaicos que los monumentos de su país natal. Doña Sofía, reina de España, y a la que yo respeto o mejor dicho respetaba con  acato, ya ha dicho que a ella esto del divorcio no le ha hecho ninguna gracia. Que si se casaron en su día es para toda la vida, que todos los matrimonios tienen crisis y hay que asumirlo y continuar… ¿aunque seas infeliz? Mientras tanto el rey sigue agilizando los tramites para que esto acabe lo antes posible.

Aunque se les haya bautizado, por aquello de las conquistas y el árbol genealógico, como Monarquía de este nuestro país no dejan de tener los mismos problemas que la gente de a pie. Que no insistan en pintarlo de azul rasgándose las venas para que toda la familia funcione a la perfección porque si algo compartimos el pueblo llano y la realeza es la pasión. Si en un matrimonio, sea real o no, no hay pasión, discúlpeme pero ahí se queda, ¿o tengo que aguantar yo a este señor/señora porque soy duque, rey o futuro rey? Que se divorcien, que se vuelvan a casar y a poder ser en concubinato que eso les hace más humanos y nos gusta más.

MALOS HUMOS                                  29.10.2009

Nos levantamos entre nubes esponjosas de humo de la peor calaña. Mientras caminamos vamos respirando el molesto tufo que anidará en lo más profundo de nuestros pulmones gracias a la amabilidad de todos aquellos coches que salieron, casualmente, a la misma hora que tú. La humareda niebla la calzada y camina en forma degradada al ritmo de la música que marca tu mp3. Cuando optas por el concurrido tren todo parece ir a las mil maravillas, nada te afecta y te sientes bien con el medio ambiente hasta que te apeas del mismo, te haces con el andén y observas detrás de ti un intenso nubarrón, de un gris negruzco, que te sigue recordando que la campaña para frenar el Cambio Climático no es más que eso, una nube que ondea a media hasta.

Las fábricas siguen vertiendo de manera constante, sin sanciones ni soluciones, humos a nuestro saturado cielo. Nuestro techo más universal está completamente contaminado. Recuerdo cuando, allá por el 2005, unos astronautas comentaron la situación de nuestra Tierra vista desde el espacio. Según estos, la bocanada de aire sucio emitida por coches, cohetes, incendios, fábricas… era lo único que podía apreciarse desde el espacio. La valoración de nuestro entorno es totalmente nefasta. Podemos alardear de que somos el único planeta con vida dentro de todo el Sistema Solar pero también podemos hacerlo de ser el más descuidado, pasota, egoísta y demás calificativos. Nosotros somos los únicos culpables de provocar el Cambio Climático, es decir, de producir que en unos años la temperatura suba una media de 6 ºC en la península, por tanto, de que los polos se derritan, con ello, que suba el nivel del mar y, finalmente, desaparezca parte de la tierra costera. Y no estamos hablando tan a largo plazo. En 2100 podría terminar el proceso, o sea, imaginad lo que queda hasta entonces en cuanto a catástrofes se refiere. No es por ser agorero, pero en temas causados por la codicia y la dejadez, lo voy a ser. La que se avecina no es plato de buen gusto para nadie pero digamos que es la lección que merecemos. Durante años hemos descuidado y destrozado la Tierra hasta que finalmente ha estallado.

Ahora, después de años de daños constantes al clima, es cuando nos acordamos de él por la situación que se nos viene encima lanzando bolsas de tela sin mucho éxito y haciendo campañas por el agua y demás. Esto tenía que haber sido antes ,señores, y si uno de los mayores núcleos de contaminación, que son las fábricas, no buscan solución para con sus emisiones vamos listos porque con bolsitas vamos a solucionar bien poco. Primero hay que cortar de raíz aquello que más nos afecta y sin duda esos efluvios contaminantes son la peor pieza del puzzle del Calentamiento global. Pero como digo, después de siglos viviendo sobre estas tierras pedregosas, que ahora, en pleno siglo XXI queramos hacer algo, creo y no me hagan mucho caso, pero llegamos un poco tarde.

LA DICHOSA ERA DIGITAL                                24.10.2009

La era digital coge cada vez más carrerilla. Desde que en 1971 se plantease la idea de lanzar y promulgar los libros electrónicos nunca había cogido tanta fuerza como en la actualidad. Empresas como Sony ya han empezado a diseñar estos objetos e incluso ya ha lanzado al mercado los primeros modelos para que la gente comience a familiarizarse. ¿Qué tiene de bueno el libro electrónico? Pues entre sus escasas virtudes posee la de no utilizar para nada el papel. Que ya es. ¿Pero quien puede resistirse al aroma de las páginas que pasan una tras otras mientras avanza una historia? Parece que esto puede quedar para románticos de la literatura. Los cambios siempre son difíciles. Llevamos desde 1567 utilizando el sistema de la imprenta, y más de 4 siglos de historia no se pueden tirar por la borda pulsando el botón de ON y leyendo en una pantalla el texto deseado.

A mi me sigue resultando extraño ver en lugares públicos a sibaritas de la informática y modernos de la tecnología leer libros en pantallas de 170×120. Me parece impensable que la gente olvide esos pequeños seres que tan felices nos hicieron durante siglos y que ahora aguardan en estanterías a merced de aquellos que todavía se resisten a olvidarlos. En el terreno de la música la cosa está más evolucionada. Es complicado encontrar a alguien que todavía se mantenga alejado de su mp3 o móvil con tales cualidades. La música en formato digital saca la cabeza para superar en éxito a lo antes comentado. Quizás, también, porque la ilegalidad de uno y otro son totalmente diferentes. No es tan accesible un texto descargable de forma ilegal que un disco. Si buscamos en el buscador más famoso de la red “descargar música gratis mp3″ nos salen más de 37 millones de resultados mientras que si lo hacemos escribiendo “descargar libros gratis” tan solo aparecen 5 millones y medio. El disco físico está sufriendo, y mucho, el avance tecnológico, y eso que suelen valer menos que un libro. El disco digital sube en ventas mientras que el físico no para de caer. Es cierto que no está el bolsillo para bollos y no puedes comprar a la ligera. Es comprensible que exista una descarga previa, pero la mayoría de descargas previas quedan ahí aunque el disco te apasione. La frase de: bueno ahora para que me lo voy a comprar si ya lo tengo -es muy escuchada. La gente se queja, y con razón, de los precios tan abusivos del disco físico pero estoy seguro que aunque estos valiesen la mitad del precio las descargas ilegales continuarían a la orden del día, con más ventas legales, pero tampoco en exceso. Estamos en un periodo en el que obtener legalmente dvd, cd o libros, ya se ha convertido en algo casi mágico. También es cierto que asistimos a un periodo costumbrista en el que un disco o un libro parece lo más normal del mundo, típico en cualquier región. Anteriormente, cuando la música vivía su mayor apogeo, cuando cada disco suponía innovar, cuando cada tema se transformaba en un hit nunca oído, obtener un disco que estaba en el número uno, conseguir un tema que no paraba de sonar en las radios era algo extraordinario. Ahora los temas adquieren cierta similitud y solo aquel que consigue separarse de la norma alcanza el éxito deseado. Aunque por regla general no siempre aquel que alcanza el número uno suele ser el más indicado para ello. Los artistas que ahora escuchamos beben de aquellos que lograron ser alguien en el pasado. El estilo propio en los artistas actuales es difícil de encontrar, pero haberlo haylo. Los consumidores estamos locos. Desciende la venta del disco físico más conocido pero aumenta en ventas el vinilo. Formato alejado del otro número uno en ventas, el disco digital. Si tuviese que elegir entre los 3, me quedaba con el vinilo. Un disco de jazz, de blues, de soul… no tiene precio al ser escuchado en un tocadiscos; cuando la aguja toca cada una de las notas que se plasman en el gran disco negro. Ese regustillo a antiguo, a tema acústico típico de clubes de Nueva Orleans, cuna del jazz, no te lo da ni por asomo la música digital.

En resumidas cuentas, nosotros elegimos. Yo no estoy dispuesto a olvidar el disco físico. ¿Qué es eso de escuchar un álbum sin letras, sin su cajita de plástico, sin esa emoción esperando a la fecha exacta en la que tu cantante favorito lanza al mercado su nuevo trabajo y tu ansías escucharlo en tu minicadena? Intento contribuir, en la medida de lo posible y en lo que mi bolsillo me permite, a que el disco no muera y con ello una gran parte de la música. La medida lógica sería que conviviesen los dos porque ello favorecería a que artistas desconocidos pudiese llegar a convertirse en listas de reproducción de nuestros diminutos mp3. Medida similar la de los libros. Los electrónicos también ayudarían a que los autores que no consiguen publicar su primera obra tuviesen la posibilidad. ¿En manos de quién está? De las abusivas discográficas y/o editoriales, del despreocupado Ministerio, de los artistas y de los consumidores. La forma electrónica serviría a modo de promoción pero la física debe perdurar en el tiempo y nunca plantearse morir.

NATURALIDAD Y PHOTOSHOP                         21.10.2009

Ahora lo que se lleva es ser natural. Se pone de moda y, cuelga del perchero de cualquier revista coqueta, la negativa al Photoshop del que tanta rentabilidad han sacado. Las que marcaron cánones de moda ahora vienen a convencernos de que la mujer que se lleva es sin ningún tipo de aditivo. A cara lavada y pelo al viento.
Queramos o no admitirlo, somo animales, en general, que nos regimos por lo que hace el vecino y por lo que se impone desde una revista, una televisión o un concurso de baile. ¿Quién se atreve ahora a vestir estilo años 20? Nadie o casi nadie. ¿Por qué? Porque estamos en pleno siglo XXI, ahora se juega en otra liga. Lo cánones nos persiguen, se sientan junto a nosotros en el cáustico asiento del metro para manipularnos y ser uno más. La revista ELLE, una de las primeras en unirse a la moda anti Photoshop que parece que nos acompañará durante meses, ha sacado en diversas fotografías a artistas como: Paz Vega, Patricia Conde o Sara Carbonero. También aparece, Elsa Pataky. El anuncio de la sesión proclama ser sin aditivos de ningún tipo, con la cara lavada y recién peinas’. Lógicamente, de ahí a la realidad hay un trecho. Primero porque deberán tener una base para evitar brillo en la cara, base que les habrá tapado imperfecciones que con la cara lavada se verían. Lo que quiero decir con todo esto, es que si revistas de este tipo, de unas 50 páginas de media, 45 de ellas publicidad, desde años inmemoriales han sido las causantes de imponer un canon de belleza creando con ello problemas entre jóvenes y no tan jóvenes, ¿como ahora tiene la simpatía de querer bajar al pueblo llano y mostrar señoritas como las que nos cruzamos a lo largo de día? No es tanto el debate del maquillaje o el photoshop para tapar pequeñas heriditas en la cara si no que este programa también sirve para moldear los cuerpos dejándolos en tallas difíciles de alcanzar.

La moralina de los medios ante este tema sigue siendo totalmente contradictoria. Ayer, el de 20G, Risto Mejide, hablaba del reportaje de ELLE, criticando a la revista por “mentir” sobre la aseveración libre de la ausencia de retoques de ningún tipo. Quiso protestar sobre el embuste que supuestamente nos ofrecían unas chicas a lo natural. Recordemos que él se une a esa soberbia y al ataque de la naturalidad cuando en el concurso del que anteriormente era participe tildó a una de las concursante como “dificil de ver”. Por tanto, porque criticar la ausencia de naturalidad cuando tú odias la naturalidad física de la gente. Ni España, ni siquiera el mundo está preparado para la ruptura de cánones. Andaríamos perdidos si no nos dijesen que se lleva y que no.

Debemos estar preparados para la sucesión de reportajes sin Photoshop que se van a dar durante los próximos meses con sus correspondientes críticas. Ahora no me sirve que vengan a darme lecciones de la naturalidad física. En cambio, nosotros si debemos luchar contra la imposición de esos arquetipos.
Por cierto, les dejo que voy al baño a aplicarme un poquito de Photoshop

EL ORO SIEMPRE ES ORO                                       16.10.2009

El mundo de las autoescuelas se erige como el mayor negocio jamás creado. Como mínimo, por cliente, entre matrícula y prácticas básicas se pueden embolsar la nada desdichable cifra de mil euros, y eso, si somos lo suficientemente buenos como para superar el kafkiano examen práctico.
La teórica, que en breve podremos preparar desde casa, y supuestamente, presumible de estar fuera de aquellos mil euros de mínima, parece necesaria, y lo es, para aprender marcas viales y demás entramado de la puesta de largo del automóvil, casi más, que el incongruente, incoherente y absurdo examen práctico.
De primeras, dependiendo de la autoescuela, tus “clases” prácticas durarán lo que el director de la misma desee: “Aún no te veo preparado para el exámen” -puede atreverse a decir para que aumentes el número de prácticas, y por ende, sus cuentas.
Pero, hay momentos en la vida en los que hay que sentirse seguro, con o sin alas, y capaces de decidir lo que realmente creemos y sentimos.
En el momento nos anuncian la temible fecha, del que parecía lejano examen, los nervios se apoderan de la mente incapaces de pensar en otros temas. Todo esto se acrecienta con la distribución de zonas. No tengan la inocencia de pensar que no existe diferencia entre los destinos de examen porque caerían en un error. Todo es cuestión de azar y suerte. Nos premie o no el destino, las prácticas previas al examen suelen ser algo desastrosas. Nervios, preguntas, sueño y miedo a los errores de suspenso automático.

Cuando alcanzas el destino y la fecha de la temida desventura automovilística observas un ir y venir de lloros, alegrías, cuentas de móviles echando humo y una altanería de lo más barata. Temores ante un teatro improvisado de marionetas creado con el único fin de desplumar ilusiones y bolsillos. Entre los malogrados examinadores podemos encontrar de todos los tipos. Desgraciadamente para el cardíaco alumno, en su mayoría llevan la bordería por bandera y el boli en negativo, a priori. Alguno de ellos, parapetados tras gafas de sol, escondidos tras la ridícula lente tintada, cobardes ante las miradas inocentes, tienen ganas de acabar lo antes posible. >. Tu te vuelves con un disgusto y ellos siguen su rutina sabiendo que en plena crisis tenemos que seguir pagando de donde no hay. Lo de la DGT es solidaridad.

Seguimos asistiendo a un examen de lo más arcaico que queda por estas fechas. Pruebas que no prueban nada. Haga usted el paripé. En una autoescuela no sabes conducir, te dan las premisas, las aplicas, y si tienes suerte y apruebas, sales a la jungla donde, realmente, aprenderás a conducir. ¿Qué me enseña el señor de la autoescuela que, colocándose los pedales reglamentarios, no me pueda enseñar algún familiar conductor que tenga a bien hacerse cargo de ello, y por supuesto, sin soltar más euros de lo que me cobren por los dobles pedales? Como dice la temible frase, que ni si quiera se quien se atrevió a publicar: “El oro siempre es oro”, y si lo podemos alargar cuanto queramos, todavía más. Durante un año nos recordarán que fuimos unos Lerdos al pagar tal cantidad de dinero, pero, por el momento no hay otro sistema, tendremos que pasar por el aro hasta que alguien sienta un poco de vergüenza de conservar semejante percal de esplendidas recaudaciones pero de resultados funestos. Replanteen el sistema porque sentido, lo que se dice sentido, no tiene y si no, al menos, reduzcan tarifas porque si en países de América Latina, por ejemplo, lo máximo a pagar son 300 €, ¿por qué aquí eso es lo que valen 4 clases dobles?

SUPERPANDIS                                                        27.09.2009

Ayer, en un zapping nocturno, me detuve en La Noria. De vez en cuando hay que embrutecerse para compensar. Justo cambié en el último debate de la jornada, dadas las horas. La tertulia trataba sobre las aspiraciones de los jóvenes. Los combatientes eran de alto nivel. A la derecha, Adriansens (siempre hay que llevar a alguien importante para que no se diga), a su vera una eminencia, Sonia Arenas (ex concursante de Gran Hermano) y, junto a ella, completando el bando defensor de la juventud, uno de los componentes de Mujeres y Hombres y Viceversa. En frente, Carlos Navarro, más conocido como el Yoyas, también ex concursante de GH. Junto a él, una mujer de la que ni si quiera retuve el nombre y al lado de ésta un psicólogo que parecía tener menos idea que todos los demás juntos.
Antes de empezar, unos videos. Entre ellos sale el inepto sobremúsculado de Mujeres y Hombres (Rafa Mora) diciendo que él puede, si quiere, vivir años sin pegar palo al agua porque él lo vale y sus (desagradables) músculos le pueden dar de comer. También aparecen cartas del cómplice y del asesino  de Marta del Castillo dirigidas a fans, sí, fans que le escriben, diciendo que su única aspiración es comprarse un coche pero que por un traspiés de la vida no va a poder hasta que no salga del presidio.
El cinismo era prometedor en comentarios como los de estos tres personajillos. Entre los 6 no llegaron a una conclusión válida y que me hiciese decantarme. ¿En qué piensa la juventud? ¿A qué quiere aspirar?
Parecía que lo único importante era mantener un BMW en la puerta y apuntarse a Gran Hermano. ¿De verdad ese es el futuro de nuestro país? Desgraciadamente, creo que esa masa analfabeta sin ambiciones a la vista es lo que más reina en nuestro territorio. Luego aparece un porcentaje algo menor que se dedica a las Universidades o estudios varios para alcanzar una meta interesante en la vida. Adriansens, parecía calificar a los universitarios como abanderados del buen hacer y a los demás como bazofia, vegetales sin ninguna moral. No se puede ser extremista porque luego te viene en tu contra. El ir a la universidad no es sinónimo de ser buena gente y viceversa.
Lógicamente, entre los chafados testimonios, apareció la frase: “para que van a estudiar si luego no van a encontrar trabajo”. La demagogia barata no puede ser utilizada en debates, debería ser prohibida y penada económicamente. Eso es como decir, para que voy a comer si todo ello va a acabar marchándose por el sumidero. Pues lo mismo, comes porque lo necesitas para sobrevivir y estudias para el mismo fin. No se puede ir por la vida siendo inculto. El alimentar la mente te ayuda a ser hábil ante las situaciones.
Siguiendo con la teorización. Los jóvenes de hoy en día creen tenerlo todo hecho: el plato en la mesa que preparan los papis, el dinero que dan los papis y ellos mientras se rascan a dos manos. En otras épocas esto no pasaba. Los jóvenes tenían que sacarse las castañas del fuego si no querían que el fuego acabase quemándoles las posaderas. Ahora, asistimos al problema, grave, de tenerlo todo al alcance de la mano. Pocos jóvenes de aquellos que insisten en pasar por alto la problemática de la vida piensan en el futuro. Por el momento, quieren chupar del bote, comprarse una escúter o un coche molón y pasar de todo y de todos y si eso no funciona, me apunto a Gran Hermano y me hago unos platós.
Si la juventud, o parte de ella mejor dicho, ya tenía poco afán de superación, ahora, nuestra maravillosa televisión les ofrece la nada desdichable oferta de lucrarse del banal éxito y la fama por haber hecho edredoning ante 3 millones de espectadores.
Espero, que aquellos que acuden a realizarse a las universidades, escuelas o institutos luchen contra esta lacra de la dejadez y el “que me lo den hecho que paso de moverme”. Tristemente, para ellos claro está, a todos esos adolescentes, mancebos y novatos de la vida un día se les acabará el chollo y, ¿de qué echarán mano? De su currículo lógicamente no.

¿Para qué ahondar más?, aquellos que pasan las horas amorrados a las aceras y el asfalto sin estudios ni trabajo, ni idea de tenerlo, la vida les dará una lección dentro de no muchos años y a los que pretenden formarse, la vida, lógicamente y porque así es ella, les dará bandazos pero el camino detrás lo tienen bien asfaltado y siempre pueden tirar mano de él. Que cada uno elija a que superpandi quiere pertencer…

¿”M’ENTIENDES”?                                         13.09.2009

Comentaba ya, Lucia Etxebarria, una adelantada a su tiempo, el 7 de septiembre, que el Defensor del Menor debería pronunciarse en el caso Andreíta. Tan solo 4 días después se emite un comunicado que advierte que los anteriormente nombrados han pedido a la Fiscalía que tomen cartas en el asunto de la niña de la Esteban. Según parece, 7 personas anónimas, y por lo tanto cobardes, se pusieron en contacto con El Defensor del Menor para que “la princesa del pueblo” pusiese punto y final a sus intervenciones televisivas en las que no se dejaba de mentar a la niña. Por supuesto, horas después de conocerse la noticia, la Esteban se vino arriba y compareció en su plató para tranquilizar a la población que estaba en un sin vivir. Belén, menos afectada de lo que todos esperábamos, volvió a lanzar, a todos aquellos que lo duden, que “por su hija ma-ta”. Desde aquí, y sin que sirva de precedente, he de romper una lanza a favor de la de San Blas (con B como diría ella). Belén Esteban lleva cerca de 10 años defendiendo lo que para ella es lo más importante, su hija. La comprometida tertuliana lleva una década advirtiendo de la mala gestión de su ex pareja para con la hija de ambos. ¿En esto no se rasga las vestiduras la población y por ende el Defensor del Menor? La más aclamada del papel couché, y a su vez, aunque parece ser que en minoría, la más detestada, ha sufrido lo que se conoce como mobbing. En este país cuando alguien asoma demasiado la cabeza lo más útil es pisarla para que deje de eclipsar al resto. No defiendo ni defenderé a la Estaban en cuanto al papel que ejecuta en televisión ni a todos los que como ella ocupan un sitio preciado y soñado por periodistas de carrera, lo que si defiendo es que el papel que lleva a cabo como madre no es discutible aunque si los modos. Que día tras día se esté hablando de la niña no es saludable ni para la tertuliana ni para su retoño. Pero, si alguien comparte culpas son las cadenas de televisión y con creces su programa que explota el tema hasta límites insospechados. Y, ya se sabe, si a la Esteban le das cuerda y campo libre…

Por tanto, no comparto las formas pero si el objetivo. ¿Por qué tras 10 años el Defensor del Menor no se ha pronunciado contra el torero “im-precionante”? ¿Por qué el Defensor del Menor en lugar de perder el tiempo en un tema al que se le ha ofrecido una grandilocuencia a todas luces incomprensible no se encarga de reformular las leyes que les competen? Una asociación de padres que sufrieron en sus hijos violaciones y acoso se han pronunciado en defensa de La Esteban diciendo que ella lo único que ha querido siempre es defender a su niña, nunca todo lo contrario. A diferencia de otros famosos, la rubia, la de la vena “rabalista”, nunca a mostrado en portada a su cría, es más no conocemos su cara. Pero sí ha hablado y atacado al padre de la niña día sí día también, y eso, aunque se empeñe en decir que prohíbe ver a la niña ciertos programas en los que se pueda sentir atacada, sus compis de clase seguramente la tendrán al corriente de cualquier noticia.

Por tanto Belén, defiende a tu hija en un juzgado que allí no haces mal a nadie. Ahora, si después tienes tropecientas cámaras que den testigo a la queja denúnciales al Defensor del Menor porque si a ti te acusan de lucrarte de tu hija, cosa que no es del todo cierta, las cadenas se han engrosado las cuentas a costa de toda esta historia y ahora esconden la mano y se atreven a crucificarte.  ¿”Mentiendes“?

EL PAÍS POR BARRER                                   09.09.2009

Hace unos días se organizaba una batalla campal en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón. Al parecer, Gonzalo Aguado, alcalde  de la localidad había prohibido que se organizasen botellones durante las fiestas patronales. Pues bien, a los adolescentes que les gusta más una negativa que a un tonto un lápiz hicieron caso omiso a tal prohibición y celebraron en armonía el divertido juego del “beber por beber”. El barrio, de un nivel económico pudiente, se convirtió en pocas horas en un ir y venir de mobiliario urbano, de agresiones gratuitas que dieron como resultado veinte detenidos y diez agentes heridos. Y es que, hay que ver. Pero si estos supermega jóvenes tan solo estaban de supermega fiesta prohibida para celebrar supermega nada. ¿No se dan cuenta de que ellos están sirviendo a nuestro país?, ellos no fueron ahí con la intención de divertirse si no sólo por consumir y contribuir a la evolución económica de España.

 Una encuesta realizada por la Universidad de Valencia asegura que la horquilla de edades que se baraja y que más destaca en este tipo de reuniones es de entre 14 y 18 años. Por otra parte, también nos muestran datos , y es que: un 75,2% asegura que lo hace por diversión, un 37% por el ahorro y un 36% por estar con los colegas. Y yo, con esta manía que tengo de preguntarme las cosas, me digo, ¿qué diversión existe en estar en invierno en un parque al borde de la congelación con el vaso en la mano y sin poder articular palabra? Seguramente, hacer el ridículo más absoluto únicamente por llevar la contraria a todos aquellos que estén a favor de la imposición. He podido observar, en diferentes paseos por el centro de mi ciudad en horas intempestivas, como algunos de estos férreos seguidores del botellazo se agolpan frente al capó del coche empinando el codo, con el baile del “me meo” y sin  más tema de conversación que: ¡traga! ¡traga! ¡traga!… Curiosamente, esta noticia surge cuando se hace saber que España, aunque con un número mayor de matriculados en Bachiller y FP que años anteriores, sigue a la cola en Europa en cuanto a Educación. Y es que, no me extraña con altercados como el ocurrido en el municipio madrileño. No me refiero con mis palabras a que los jóvenes no tengamos que divertirnos, no voy a ponerme en plan puritano, pero dentro de la diversión siempre tiene que caber un máximo de sentido común. No voy a entrar en lo que significa para mi emborracharse además de parecerme algo bajo, y de personas con un gran vacío que buscan refugio en la desinhibición colectiva. Si no que,  vivido en mis carnes, pocas veces me había sentido tan avergonzado ante la situación que tenía ante mis ojos. Para colmo aparece Rouco Varela y dice que estos jóvenes se tiran a la calle y se amorran a la botella >. La justificación es tan absurda como el plan de estos jóvenes en las calles.

Ni los jóvenes saben divertirse, o por lo menos los que realizan esas salvajadas, ni los gobiernos pertinentes hace nada al respecto más allá de sacar a pasear las porras. Por tanto, unos por otros el país por barrer. Y si no que se lo digan a todos esos vecinos que sufren las reuniones joviales a las puertas de sus casas.

HASTA LA SIGUIENTE                                 21.07.2009

Asistimos a un nuevo delito y a un nuevo hueco legal al respecto. Hace unos días unos chavales de entre 13 y 16 años violaron a una menor (13 años de edad) en una playa de Huelva. Al parecer la amenazaron con asfixiarla si no se dejaba. Finalmente, la violaron repetidas veces. ¿Ante que nos estamos enfrentando? Niñatos de 13 años van violando a sus anchas a sabiendas que el castigo no será mayor al que le impongan sus padres y mientras tanto a la joven le quedará un trauma para años. Es ahora cuando, visto lo visto, se estima reformar la Ley del Menor que estaba fijada con un simple internamiento a menores a partir de los 14 años; motivo que relaja sin problemas a los chavales con una edad inferior a la establecida en dicha, absurda, ley. No voy a jugar al papel de “inocente hasta que se demuestre lo contrario”, vale estará registrada tal frase para conveniencia de su uso pero como la Ley del Menor no es consecuente con la vida misma me permitiré la licencia de acusarles. ¿Qué está sucediendo en el día a día cuando los menores son cada vez más menores en infringir la ley? Aunque todo el mundo lo tomase como un loco, Michael Jackson, desgraciadamente de total actualidad, apuntaba a que ahora los niños no reciben el cariño necesario desde pequeños, los padres han incrementado sus horas de trabajo porque “no llegan” y otros simplemente no vuelcan la estima necesaria a sus predecesores en esto de la vida. La sociedad, que abarca las edades que nos acometen, comienza más temprano en las drogas, en el sexo, en la violencia (en cualquiera de sus vertientes). Se comentaba que tan solo era un 1% de los jóvenes los que empeñaban tales hazañas. Pero, o ese 1% es muy amplio o a mi no me salen las cuentas. No tienes más que salir a la calle y observar. Niñatos que se creen poseedores de la mayoría de edad, que caminan a sus anchas entre lo que parece ser la dominación del mundo cuando aun, y esperemos que así sea porque si no mala señal, les quedan muchos batacazos por darse. Podemos ver niñas que no llegan si quiera a los 12 años maquilladas “como puertas” con el único destino que las aulas o niños convertidos en pequeños vándalos con el mismo fin, seguramente muy a su pesar, que las niñas de antes. ¿Qué explicación damos a las familias que sufren en sus niños las violaciones o el bulling? ¿Decimos simplemente que son travesuras de niños? Eso parece ser que es lo que pretende que hagamos la Ley del Menor vigente. Basta de tanto miramiento cuando aquellos menores de los que hablábamos al principio no lo tuvieron. Las fuentes confirman que: En 2007, 95.299 menores fueron acusados de algún delito. De ellos, sólo 22.812 fueron condenados, y de éstos, únicamente 961 fueron internados en régimen cerrado. ¿Quién apoya a las victimas o quien les asegura que no habrá represalias con estas estadísticas? Pero no se preocupen, cuando vuelva a suceder volvemos a plantearnos la reforma que caerá en saco roto hasta la siguiente…

A MI NO, Y ¿A TI?                                          5.07.2009

Llevamos unas semana con el Orgullo en nuestras calles. Esto nació siendo una reivindicación y continuo hasta nuestro días siendo una fiesta. Este colectivo insiste en llamar al evento “Manifestación del Orgullo Gay” pero yo siento decir que si esto es una manifestación, es la manifestación más atípica que he podido ver en mi vida. ¿Dónde quedaron esas largas caminatas gritando lemas para la defensa de un objetivo? Creo que no deberían confundirse los términos y llamar a cada cosa por su nombre. Esto no es una manifestación si no una fiesta. Una fiesta en la que se celebra, se conmemora aquel día en el que el colectivo homosexual pudo alzar la voz contra la opresión franquista. Me parece totalmente lícito que un momento así en el que se consiguen derechos que se creían impensables se celebre y por todo lo alto pero no lo llamemos manifestación porque no lo es. Creo que nadie intenta, a estas alturas, convencer a nadie. Desgraciadamente vivimos una época en la que el partidismo ideológico está claramente remarcado. Ni unos van a convencer a otros ni los otros a los unos. La derecha cada vez se posiciona más en contra ante el colectivo y las leyes que la izquierda intenta ofrecerles, leyes que no deberían ni debatirse ya que la libertad es de todos desde el momento en el que soltamos el primer grito en la oscura sala paritoria tras una palmada en el culo.  ¿En qué momento debería plantearse si la homosexualidad debe ser aceptada como algo natural? Cuando hablamos de aceptar ya estamos acatando algo dentro de la falsa evolución de la que hablé hace unos meses y cuando se nombra la palabra natural estamos comparando lo conocido como matrimonio tradicional con el ya famoso matrimonio, y digo matrimonio, homosexual. Nadie es nadie para aceptar nada y menos para hablar de si algo es o no es natural. ¿Cómo se acepta algo? ¿Pedimos la entrada, la homologamos y les dejamos entrar? No se equivoquen, el matrimonio homosexual, la homosexualidad y demás términos similares conviven con el colectivo heterosexual desde épocas ancestrales. Por tanto, ambos tienen la misma historia unos más a la vista que otras pero la misma al fin y al cabo. Otro de los debates, absurdos, es lo del simple, ridículo y arcaico término de “matrimonio”. Los derechistas insisten en que la unión de dos personas del mismo sexo no se le puede llamar matrimonio. Esto a causado el insomnio profundo en la mayoría de las parejas homosexuales que se casan. ¿De verdad creen que a esta gente le importa si son llamados o no “matrimonio” cuando es un término acuñado sobretodo por la Iglesia -institución que tanta represión ha ejercido sobre el colectivo homosexual-? Estoy seguro que ni a la mayoría de los heterosexuales les importa al casarse ser bautizados como matrimonio, a mí desde luego no ¿y a ti?

¿ARTE O DEVOCIÓN?                         08.04.2009

 En Semana Santa conmemoramos o mejor dicho se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Para ello pasean por las calles la crème de la crème de la imaginería española,  la cumbre manierista de este nuestro país. Vírgenes,  cristos… todos ataviados de joyas, vestimentas aterciopeladas y rodeados de velas son alzados por el fervor popular y paseados por las calles. Esto en cada provincia o comunidad se vive de una manera, es bien sabido la pasión andaluza por este evento. Esas saetas lanzadas desde los balcones al paso de la Virgen o Cristo en cuestión son impagables. Sollozos, lágrimas de garganta que se expulsan a ritmo de procesión.

El domingo pasado, el gran Antonio Gala charlaba con El Follonero de la Semana Santa. Entre chascarrillos varios y discusiones diversas, Gala atinó a decir algo que quedó en mi mente para esta reflexión. El escritor decía algo así como que la Semana Santa y lo que en ella sucede no es solo patrimonio eclesiástico y de uso privado de la iglesia si no que forma parte del patrimonio cultural de nuestro país. Si nos escudamos de creencias o del sentido que realmente se le quiere dar a la procesión misma, Gala no iba desencaminado con su teoría. La Semana Santa como es celebrada, por ejemplo, en Andalucía forma parte de la cultura del lugar, forma la estructura de las celebraciones de nuestro país sin necesidad de pensar en su religiosidad. Este espectáculo de estructura carnavalense mezcla la expectación del que pasaba por allí y se paró a mirar a: la virgen, a los fieles que gritan, lloran y se aplastan por tocarla, a la mujer que desgarra su garganta desde el balcón… para ese espectador eso no es más que un espectáculo que forma parte de la cultura de nuestro país. Para el fiel, que está inmerso en la devoción y el griterío de procesión, eso es un deber, un momento de éxtasis religioso creyente. 

En conclusión, que la Semana Santa puede ser arte o devoción. Yo prefiero pensar que es arte ya que eso me ayuda en cierta manera a apoyar esos pasos, si pensase que fuese devoción lo creería excesivamente desmesurado ya que todavía me cuesta creer las imágenes de padres que pasean sus niños por manos ajenas hasta tocar la virgen o mujeres y hombres que se atropellan por tocar el manto de la misma. Eso es lo que me duele de esta fiesta, que el fervor enloquezca tanto que no te importe morir en el tumulto o perder a tu hijo entre sudores por rozar las vestimentas.

 ¿ARTE O VANDALISMO?                         9.03.2009

Llevo mucho tiempo haciéndome esa pregunta, ¿los grafitis qué se consideran, arte o vandalismo? Desde el punto de vista pictórico, aunque la mayoría dejan mucho que desear, puede considerarse arte, arte urbano, pero ¿es realmente así?

Todo ello comenzó hacia los años 60 en las calles más latinas de EEUU, o séase en el Bronx y alrededores. Arraigado, lógicamente, a estilos musicales como el hip hop. El grafiti, en su principio, era una firma, una simple y concisa rubrica plasmada en una pared. Actualmente esto ha evolucionado de tal manera que ese motivo tan conciso va acompañado de alguna imagen, en ocasiones, espantosamente indescifrable. Lo que me preocupa a mi, y aquí es donde establezco esta dicotomía, es que ese arte pasa el límite de lo permitido cuando se ve incómodamente plasmado en metros (trenes), paredes de uso y disfrute privado o cualquier otro establecimiento que rápidamente convierte lo que suponíamos como arte urbano en duro y explicito vandalismo en estado puro. ¿Porqué una familia debe soportar pintadas día tras día en la pared de su casa? ¿Porqué de buenas de las mañanas me tengo que encontrar en el metro una pintada ostentosa a la par que ridícula? Si quieren pintar, pues está inventado, se llama lienzo, que les va más el rollo grande pues las paredes de sus casas no dejan de ser paredes y ves, que casualidad, ahí no molestan a nadie.

Lo que quiero decir con esto es que no todo podemos calificarlo como arte o cultura y lavarnos las manos. Es muy fácil alzar la bandera y ponernos a favor de pero es que tu favoritismo a mi no me hace ninguna gracia. Alabo las empresas creadas para, en cierta manera, luchar contra el grafiti libre. Bajo normas, son contadas, se presenta un proyecto y con el máximo arte se plasma donde el comprado quiere. Lo triste es creer que por hacer un grafiti a escondidas y con el morbo de ser pillados es más arte y más urbano porque seguramente caminaran por la otra acera, más vandalismo y más ridículo

Y TE REBAJAS…             12.01.2009

rbjs

Ayer caí, he de confesarme. Arrastrado por comentarios de unas impresionantes rebajas nunca vistas me dirigí, ya que estaba de paso, a observar tal acontecimiento pero debió ser que no llevaba gafas o algo por el estilo, pero me parecieron las mismas rebajas penosas de años anteriores.

¿Qué es esto? -musité contianuamente por lo bajo- Mesas que exponían camisetas a 3.95, ¡qué bien!, me dije, pero cuando vi la mercancía no daba crédito. Camisetas horteras hasta decir basta, simples, de estampados imposibles y de colores estridentes. Conclusión: normal que valgan eso, nadie creo que pagase más por ello. En la mesa de enfrente pantalones a 19.95, ¡¡bien!! -dije algo atemorizado después del resultado anterior- ¿qué encontré? se estarán preguntando, pues: vaqueros de cuando reinó Carolo, rústicos, feos como ellos solos, de esos que lleva el vecino de enfrente que te preguntas, ¿por qué después de 10 años se empeña en llevar esos pantalones?  Entre todo el montón de pantalones desfasados se entreveía un pantalón que yo compré hace algunas semanas, bastante sencillito y no de tela vaquera, y que me costó 19.95, ¿recuerdan cuanto valía ahora? Pues si señores, de rebaja nada, más de lo mismo. De esta tienda me voy a otra que me ofrece prácticamente el mismo resultado: jerséis extraídos del fondo de armario de los Alcántara, zapatillas que llevaban más tiempo expuestas que los maniquís y un surtido de camisetas a 6 euros que debían de ser del mismo diseñador de la tienda anterior. En las demás tiendas pasó lo mismo.

Por tanto que vemos, unas rebajas muy bien vendidas, publicitariamente hablando, pero que a la hora de la verdad es: desfasado, simple y además caro, dentro de lo que son unas rebajas. Pantalones a 39 euros que es lo que suelen costar en un momento normal. Va a resultar que la crisis no es tan mala como se pensaba porque si mezclamos en una coctelera: crisis económica, publicidad de rebajas vendidas como baratísimas y el resacón navideño; nos sale un jugoso cóctel del comprar por comprar. Sentí vergüenza al entrar en cada una de las tiendas que entré, me sentí engañado. En precios no había casi diferencias, las prendas eran infumables y las “New Collection del 2009” llevaban meses colgando de las perchas, no digo que entre todo ese chopped textil no puedas encontrar una joya única que brilla con luz propia, también es cierto que las mujeres tienen más establecimientos comerciales que los hombres y por ello algo más de posibilidad, pero las rebajas son igual o peor que otros años. Pero ahora tenemos una sombra que nos persigue, que se perfila en la oscuridad y nos acosa en sueños, ¡¡la crisis!! que seguramente te hace ver una ganga dónde antes habrías visto una oferta tan natural como la vida misma. En conclusión: aprovechamos la crisis y tu te rebajas…

TANTO RING, RING TOCANDO LOS…            24.10.2008

He sabido últimamente que no solo se pone a la moda el estilismo o ciertas corrientes de pensamiento si no que los odios también se unen a las nuevas tendencias. Está visto que lo último es ir escuchando la música del móvil sin cascos o por lo menos eso nos dan a entender ciertos niños imberbes y de cara engranada, y mi pregunta es: ¿por qué tengo que escuchar yo tu música? ¿no puedes ponerte unos cascos que para algo en su día los inventaron? Seguramente que con cierta lentitud me contestarán: Estoy en mi libertad. Y yo te contestaré, que no seas tan precipitado en tu respuesta..

Analicemos la situación. Es cierto, estás en tu libertad de hacer lo que te venga en gana, estamos en un país libre y democrático, ¿qué te impide a ti escuchar la música de tu móvil sin cascos? Pues te lo impido yo, entiéndeme, no quiero que piensas que te lo digo en un tono fascista y rotundo, déjame que te explique. Es cierto, como decía antes, que eres libre de escuchar tu insufrible melodía en stereo pero tu libertad se acaba cuando choca con la mía. Mi libertad no incluye tener que aguantar la melodía de tu móvil, es más, no la quiero escuchar. Nuestra libertad está en juego constante con la libertad del que tenemos en frente, el buen comportamiento en un lugar es el resultado de un buen aclimatamiento y un visto bueno de la gente que te rodea. ¿O es que a caso no has visto la cara de pocker de la gente que se sienta junto a ti incapaces de contemplar la escena? Admíteme un consejo, quizás la gente con la que te has topado hasta el momento que ha tenido que soportar tu intromisión en su libertad ha sido tolerante pero a lo mejor llega el día en el que encuentres a alguien al que su libertad está tremendamente pisoteada, es entonces cuando puede ser que razones tu actitud.

En conclusión, a ti o a aquel que escuche la música del móvil sin cascos, no le pongáis la mano al altavoz para evitar que suene tanto, ya me estás perjudicando y fastidiando mi libertad, y eso si que no lo tolero, si tu quieres poner en jaque tu cerebro con tu hedionda música adelante, pero el mio déjalo en paz

CON LA IGLESIA HEMOS TOPADO     22.10.2008

Hace unos días nació el primer niño español seleccionado geneticamente, que para el que no lo entienda, quiere decir, que un señor o señora en bata eligieron de entre varias semillitas el que consideraron más sano. Todo eso no fue un capricho de padres sino que el nacimiento de ese bebé y, sobretodo, procurar que estuviese en buen estado, era para salvar la vida a su hermano que sufre una enfermedad de la que solo así podría llegar a salvarse. Ante semejante avance, la Iglesia ha alzado la voz y se ha opuesto a  «el hecho dramático de la eliminación de los embriones enfermos y eventualmente de aquellos que, estando sanos, no eran compatibles genéticamente».  Han cubierto de un regusto amargo lo que era una feliz noticia y por partida doble: el nacimiento de un nuevo niño y la curación de otro. ¿Por qué la Iglesia se empeña en estancar en ideas propias del siglo XVIII? ¿Tiene miedo a los avances? ¿Por qué? Creo que la respuesta es razonable.

La institución más conservadora que queda en el mundo se empeña, año tras año y día tras día, en intentar concienciarnos de que la utilización del preservativo no debía permitirse ya que al realizar el acto sexual se pierden millones de espermatozoides que podían optar a la vida, pero díganme ¿Pueden ustedes mantener a todos los niños que se puedan crear en cada uno de esos actos sexuales? ¿Disponen ustedes de hojas de reclamaciones si una mujer se contagia de SIDA? Dejémonos de cantos místicos a la vida y seamos realistas. La utilización del preservativo debía ser obligatoria, es más, debían sacar el carné por puntos. La Iglesia se mantiene a la cabeza del retraso idealista y sigue causando el desconcierto y el malestar en la gente como ya venían haciendo en la época en la que quedaron sus defensas. Si estos comentarios os parecen incomprensibles no se pierdan los de la Ciudadanía, ¿que tiene de malo una asignatura que enseña a los niños que deben tratar a los inmigrantes, a los homosexuales o a los discapacitados de la manera más normal ya que son personas como todos nosotros? ¿Quizás la Iglesia tiene miedo a que las futuras generaciones no se dejen manipular como lo han hecho hasta el momento? A lo mejor lo que quiere la Iglesia es que todos estudien religión para que vean que todos somos hermanos y los homosexuales simplemente tienen una enfermedad que deben curar.

Vamos a ir dejándonos de formalismos y de creencias arcaicas. Al negocio que se montaron hace tiempo le han sacado demasiada rentabilidad y parece que con el resurgir de nuevas leyes y nuevas corrientes se está mostrando la verdadera cara de la Iglesia que supuestamente quiere el bien para todos. ¿Es el comienzo del fin?

ENTRE FRIKIS ANDA EL JUEGO    25.09.2008

<<Término usado en el idioma español para referirse a la persona de apariencia o comportamiento fuera de lo habitual>>. Esto es lo que encontramos en los diccionarios cuando buscamos la palabra Friki o Freak originalmente. Resumiendo, una persona a la que se le etiqueta como friki es alguien que no sigue la norma, alguien que no se deja influenciar por las masas y que consigue crear su propio estilo, es decir, alguien original. Si es así, yo de mayor quiero ser friki. Para mi la gente que pasa de reglas y no sucumbe a las modas es digna de admiración, lo malo es cuando el término friki se utiliza en tono despectivo como sinónimo de despojo o raro. En este punto hay que hacer distinciones, bien es cierto que hay distintos grados de “originalidad”, muchas de esas actitudes fuera de la habitual llegan a un extremo que ya puede rayar lo absurdo pero que en el fondo no deja de ser respetable. Pasa lo mismo con los que siguen la moda, hay grados y grados, realmente seguir la norma y perder tu seña de identidad ya es bastante triste pero en un grado elevado es todavía menos incomprensible, aunque vuelvo a decir, respetable. Recuerdo uno de mis viajes en metro en el que frente a mí se sentó un joven tremendamente a la moda: Tupé estilizado, gafas de diseño, pecho al aire (sin ningún pelo, claro está) camisa apunto de pedir auxilio, pantalones ajustados y zapatos punteros del mismo tono que las rayas de la camisa. Esa persona iba excesivamente a la moda, es más quedaba incluso extraño.                                                                                                                                 Hace unos años que apareció la etiqueta de “metrosexual”, este podía ser uno de los casos, pero creo que incluso dos años después aproximadamente ya queda como algo exageradamente llamativo. 

Si tuviese que utilizar el termino friki de forma despectiva no lo haría con quien es original e innovador y que no rechaza su personalidad si no lo haría con aquellas personas a las que su personalidad quedó desplazada en cuanto tuvieron uso de razón y se empezaron a guiar por lo que estaba de moda. Es curioso que mucha de esa gente friki, o los mal-llamados “gipiguarros” sean copiados por los que luego desean ir a la moda. Mallas, pantalones caidos, Converse, pantalones ajustados… todo eso ha sido mantenido por mucha de esa gente a la que hoy en día se le llama friki y que por supuesto ahora ya no llevan puesto porque sería ir a la moda y traicionar su personalidad.

En resumen, el término friki es sinónimo de libertad, de personalidad fuerte, de rechazo al que dirán y de originalidad desbordante. ¿Por qué rechazar aquello que más te gusta porque no esté a la moda? Ciertamente, primero está tu felicidad porque las modas duran poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s